10 preguntas para hacerle a un chico antes de casarte con él

Dedicar el resto de su vida a una sola persona puede ser una prueba estresante. También es una de las cosas más importantes que puede hacer por usted y su relación en su vida. Antes de que usted y su pareja decidan ponerle un anillo, es posible que desee hacerse algunas preguntas para asegurarse de no terminar lidiando con la temida palabra D en el futuro.



¿Cuál es tu lenguaje de amor?

Los lenguajes del amor son una parte importante de las relaciones felices. Muchas personas compartirán el mismo tipo de lenguaje de amor y, por lo general, eso significa compatibilidad. Sin embargo, si sus lenguajes de amor son muy diferentes, podría generar problemas en el futuro. Si amas el romance y él no puede ser molestado, eventualmente eso causará una ruptura y ambos necesitarán conocerse lo suficientemente bien como para manejar eso cuando llegue el momento.

¿Cuál es tu postura sobre el tiempo a solas?

La gente necesita tiempo a solas . Les da la oportunidad de explorar sus pasatiempos, ser descuidados o disfrutar de su placer culpable de Netflix. Antes de dirigirse al pasillo, es importante saber cuánto tiempo a solas necesita su pareja. Si quieren pasar mucho tiempo a solas y usted no quiere nada más que abrazarse juntos todo el tiempo, eso representa un problema en su futuro matrimonio.

¿Qué consideras tiempo de calidad?

El tiempo de calidad puede ser difícil para las parejas casadas. Un miembro de la pareja podría pensar que sentarse en el sofá sin hablar entre ellos al final del día constituye un tiempo de calidad, mientras que el otro piensa que una cita nocturna semanal es imprescindible para mantener viva la conexión. Si su futuro cónyuge no tiene la misma imagen de tiempo de calidad que usted, es mejor iniciar la conversación temprano para que ambos estén en la misma página sobre lo que significa pasar un tiempo significativo juntos.



¿Hay algo que cambiarías de mí?

Esta puede ser una pregunta difícil de hacer y la respuesta puede ser aún más difícil de escuchar, pero saber lo que a tu pareja le gusta y lo que no le gusta de ti puede ser una ventaja cuando el matrimonio está sobre la mesa. Si algo que no les gusta es manejable y pequeño, no es gran cosa. Si lo que quieren cambiar es parte de quién eres de alguna manera, podría ser el momento de repensarlo por completo.

¿Valoras mi opinión?

Tu persona debería ser tu referencia cuando se trata de grandes decisiones. Están allí para ayudarlo a sopesar las opciones y, en última instancia, ayudarlo a tomar la mejor decisión al dar su opinión y luego ofrecer apoyo. Si su futuro esposo o esposa no toma en consideración su opinión o prefiere acudir a otra persona para pedirle consejo, el inicio del matrimonio podría estar condenado al fracaso.