10 señales de que finalmente estás en una relación saludable

Las relaciones tóxicas pueden destruirte, pero las relaciones saludables hacen lo contrario: te edifican de formas que nunca imaginaste posibles. Cuando finalmente haya encontrado una relación saludable, podrá darse cuenta.



No se siente presionado a desempeñar un papel en particular.

Cuando estás saliendo con alguien que juzga y es difícil de complacer, a veces te encuentras caminando sobre cáscaras de huevo a su alrededor o estresándote innecesariamente por su opinión. Puede ser difícil admitir que son tóxicos, pero suele ser un indicador bastante bueno de que lo son. En una relación sana, te sentirás cómodo siendo tú mismo porque sabes que tu pareja te ama por lo que realmente eres.

Te sientes cómodo siendo 100% honesto.

En una relación tóxica, es posible que sienta la necesidad de ocultar cuánto gastó en algo, qué comió en el almuerzo o con quién salía para evitar un conflicto. Las relaciones saludables son exactamente lo contrario: sabes que puedes decirle cualquier cosa a tu pareja sin temer que se vuelva verbal o emocionalmente abusiva. Si ha estado en una relación tóxica antes, esta es una de las cosas más refrescantes de finalmente encontrar un amor saludable.

Tu pareja alivia tu estrés en lugar de causarlo.

Cuando regresa a casa después de un día difícil en el trabajo, lo último que necesita es que alguien se ocupe de su caso y lo empeore. Cualquier pareja que valga la pena se preocupará por ti lo suficiente como para ver que estás estresado y hacer todo lo posible para mejorar tu día. Eso es exactamente lo que sucede en una relación sana: puedes encontrar refugio del estrés en los brazos de tu pareja.



Nunca te preguntas si eres amado incondicionalmente; sabes.

Los socios tóxicos te hacen sentir que tienes que ganarte su amor todos los días, y eso es una completa tontería. El verdadero amor es incondicional, y solo conoces ese sentimiento cuando finalmente te encuentras en una relación saludable.

Su pareja apoya su carrera y sus objetivos de vida.

En una relación sana, ambos quieren que el otro tenga éxito y harán casi cualquier cosa para ayudarse mutuamente. Mientras que los socios de mierda ven su éxito como una amenaza a su poder sobre usted, los socios saludables ven su éxito y felicidad como una extensión de su propio éxito y felicidad.