No tengas miedo de salir con una chica contundente: ella será una novia increíble

Estar cerca de alguien que no se muerde la lengua y lo dice como es puede ser abrumador al principio, especialmente si no es a lo que estás acostumbrado. Si bien puedes sentirte tentado a correr y esconderte de ella, salir con una mujer franca tiene muchas ventajas si tienes la suerte de tenerla.



Ella siempre te dirá la verdad, incluso cuando sea más fácil mentir.

Esa es esencialmente la definición de contundente: lo dice como es y de la manera más directa posible. Si bien es consciente de sus sentimientos y se preocupa por ellos, cree en la importancia de ser sincera y cree que a la larga es mejor para ambos si es honesta desde el principio.

Ella nunca será otra persona que no sea ella misma.

No importa si estás rodeado de sus amigos, tus amigos o solo: ella tiene una cara y se sienta orgullosa. Ella es fiel a sí misma y no sabe cómo ser de otra manera. Además, no cree en fingir ser alguien que no es por el bien de otras personas. Es refrescante no estar cerca de alguien que no cambia según con quién pasa el tiempo.

Dice exactamente lo que quiere decir y quiere decir lo que dice.

Olvídate de los juegos de adivinanzas: cuando estás saliendo con una chica franca, ella nunca te dejará pendiente de dónde estás parado y cómo se siente ella. Si dice que está bien, puede estar seguro de que realmente lo dice en serio porque cuando hay un problema real, lo dice directamente en lugar de asumir que podrá leer su mente. Es refrescante, seguro.



Ella te defenderá incansablemente.

Ya sea que estés en la habitación o no, ella te defenderá ferozmente ante cualquiera que tenga algo negativo que decir sobre ti. Nadie querrá decir una mala palabra sobre ti porque una chica contundente sabe cómo cortar a alguien, más rápido que cualquier otra. No es que no crea que eres humano o que tienes defectos, sino que nadie más puede señalarlos porque ninguno de nosotros es perfecto.

Ella da consejos increíbles.

Las personas aprecian su honestidad y saben que pueden acudir a ella cuando quieren la verdad, sin tonterías. Da consejos increíbles no solo porque es empática y una oyente increíble, sino porque practica lo que predica. Puede que no sea fácil escuchar la verdad, pero ella sabe que debes escucharla y siente que es su responsabilidad ser franca.