El ex pastor de la iglesia deja la religión para convertirse en stripper y dice que nunca ha sido más feliz

Un ex pastor abandonó el púlpito para convertirse en stripper y dice que nunca ha sido más feliz. Nikole Mitchell se sintió empujada a dedicar su vida en Dios debido a su crianza en una familia bautista súper religiosa, pero finalmente decidió seguir su corazón y dejar la Iglesia atrás, una decisión de la que nunca se arrepintió.



Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Nikole Mitchell (@mitchellnikole) el 21 de septiembre de 2020 a las 1:40 pm PDT

Nikole Mitchell siempre quiso ser stripper. Hablando a El cargo , Mitchell confesó que ha estado soñando con desnudarse desde que era niña, simplemente nunca sintió que tuviera la libertad de hacerlo. “Desde muy joven, había fantaseado con ser stripper”, explicó. 'Pero fui adoctrinado para creer que mis deseos y mi cuerpo eran innatamente pecaminosos y malos'.

Se convirtió en pastora, pero su familia no estaba feliz por eso. La madre de tres hijos decidió difundir la palabra de Dios oficialmente en la iglesia, pero ni siquiera esa fue una decisión que su familia apoyara. “Me enseñaron que a las mujeres no se les permite liderar y que las mujeres deben estar en la cocina y con los niños. Entonces, aunque iba en contra de todo lo que me dijeron, decidí convertirme en [pastor] debido a mi amor por la actuación ”, dijo Mitchell, de 36 años.



No fue hasta que se unió a una nueva iglesia que comenzó a ver la luz. Nikole Mitchell y su ahora ex esposo comenzaron a asistir a la Iglesia Woodland Hills en St. Paul, Minnesota en 2011 y se dieron cuenta de que la igualdad de género dentro de la iglesia era realmente posible. Allí se convirtió en pastora y todo iba muy bien ... hasta 2016.

Todo cambió cuando vio una actuación de teatro LGBTQ + en 2016. 'Yo estaba como, 'Oh, Dios mío, no creo que sea heterosexual' y sacudió mi mundo', recordó Mitchell, quien ahora se identifica como bisexual y pansexual, sobre la actuación. 'Sabía que si revelaba mi rareza lo perdería todo porque la iglesia no da la bienvenida a las personas queer'. Para 2017, dejó la iglesia para siempre.