Él te engañó, ¿y ahora qué?

Todo tu mundo se hizo añicos cuando te enteraste de que tu novio cometió la máxima traición: hizo trampa. Es mucho para asimilar, eso es seguro, pero después del impacto inicial, ¿ahora qué?



Aléjate de la situación.

Necesitas un tiempo lejos de tu pareja. Te sientes herido y traicionado, y lo último que necesitas es escucharlo apilando disculpas. Lo que sí necesita es tiempo para pensar y afrontar lo sucedido.

Rogar a explicar.

Había una razón por la que hizo lo que hizo, así que escúchalo. Siempre te arrepentirás si no preguntas. No importa lo que diga, recuerde que no es culpa suya. Fue una decisión él cometido y él es el único responsable de ese error.

Pregunte por ella.

¿Quién fue? Necesitas ponerle un nombre al culpable. Una vez que lo hagas, pregúntale a tu novio si puede sacarla de su vida. No necesitas su recuerdo presente y condenando eternamente tu relación.



Decide qué hacer.

¿Puedes perdonarlo? ¿Puedes olvidar lo que hizo? ¿Todavía quieres estar con él? Estas son preguntas importantes que no puede dejar que se demoren o su relación se paralizará.

No se lo digas a todo el mundo.

En el segundo en que lo etiqueten como tramposo, eso es todo lo que verán sus amigos y familiares. No tienes que pasar por esto solo, pero tampoco necesitas gritar tu dolor desde los tejados (a menos que quieras, lo cual tienes todo el derecho a hacer).