Cómo ser feliz con tu propia vida cuando todos los que te rodean se casan

Cuando alcanzas cierta edad, todos tus amigos comenzarán a casarse sin previo aviso. Si no tienen un anillo de bodas en el dedo, entonces tienen un bebé en el estómago. Sucede en un abrir y cerrar de ojos, por lo que es posible que no lo veas venir. Una vez que suceda, empezará a preguntarse si está haciendo algo mal en su propia vida. Sin embargo, no debes dejar que ese pensamiento te mantenga despierto por la noche, porque es completamente posible ser feliz con tu vida cuando todos los que te rodean se van a casar.



Concéntrese en su carrera.

No tienes que elegir entre tener una vida amorosa y una carrera, pero si no estás llegando a ningún lado con los hombres, es mejor que progreses en tu trabajo. Aunque no tengas un novio del que presumir, tendrás dinero del que presumir. Además, si obtienes un ascenso, puedes tener una fiesta de celebración tan grande como las despedidas de soltera de tus amigos.

Recuerda que existen diferentes tipos de amor.

No cometa el error de asumir que no es amado ni deseado, solo porque no ha encontrado al hombre con el que se supone que debe casarse. Tienes amigos, familiares y mascotas que se preocupan por ti tanto como lo haría un esposo. El amor romántico no es el único tipo de amor, lo sabes.

Disfruta de un tiempo a solas.

Una vez que estés casado, compartirás tu casa, tu baño y tu cama con otra persona. Incluso si eres una mariposa social, el tiempo a solas es importante. Es por eso que debes darte un capricho con un baño de burbujas, llorar mientras miras películas de Lifetime y cenar sobre el fregadero sin ser juzgado.



Ir de discotecas.

Puede que estés celoso del matrimonio de tus amigos, pero ellos están celosos de tu vida de soltero. Puedes salir a beber y bailar todo lo que quieras sin que nadie te espere. Trate de ver su vida como ellos la ven.

Encuentra a tu futuro esposo.

Si quieres casarte como el resto de tus amigos, entonces tu primer paso es encontrar un novio. Eso nunca sucederá a menos que salgas de tu zona de confort y empieces a pedirle citas a más hombres. Incluso puedes probar las citas rápidas o unirte a un sitio de citas. Haz todo lo que puedas para mejorar tu vida amorosa.