Amo a mi novio, pero en serio extraño las conexiones al azar

Amo a mi novio y estoy en una relación con él. Lo que tenemos es todo lo que siempre quise y nunca lo daría por sentado. Sin embargo, solo hay una pequeña cosa que debo confesar: extraño un poco la emoción de las conexiones al azar. Este es el por qué:



Podría ser quien quisiera ser.

Podría ser una zorra sexy y sexy o un tipo virginal dulce e inocente, lo que sea que se sienta mejor ese día. El juego de roles es muy atractivo, pero a veces es difícil hacer que mi pareja lo siga. Cuando conoces a alguien desde que conozco a mi novio, es un poco difícil tomarlo en serio en un juego de roles. Cuando era un tipo cualquiera al que apenas conocía, era fácil dejarlo ir y sumergirme por completo en la experiencia.

El sexo siempre fue diferente.

Conectarse es como una caja de bombones: nunca se sabe lo que se va a conseguir. Es divertido descubrir nuevas formas de tener relaciones sexuales. Ya sea bajo y lento o rápido y atlético; Quiero experimentarlo todo. Esa anticipación de preguntarme cómo iba a ser fue una prisa total y la extraño.

Me sentí apasionadamente querido.

Hay algo en el sexo que me hace sentir tan querido. Cuando estoy con mi novio, ya sé que me tiene y él también lo sabe. Realmente no necesitamos intentarlo más. Se supone que dormiremos juntos esta noche. Es agradable, por supuesto, pero realmente extraño la emoción de ser perseguido.



No hubo emociones desordenadas que se interpusieran en el camino del placer.

Si mi novio y yo tenemos una pelea o un desacuerdo más temprano en la noche, realmente puede poner un freno a nuestras traviesas actividades nocturnas. Terminaremos simplemente haciendo los movimientos como si fuera una tarea y luego nos quedaremos allí con una satisfacción sexual baja a moderada. Sin embargo, cuando estás lidiando con un compañero de conexión, es pura pasión de principio a fin sin que ninguna de esas desagradables y pegajosas emociones se interpongan en el camino.

El sexo fue más satisfactorio ya que no lo conseguía en el registro.

Dicen que la gente siempre quiere lo que no puede tener. Cuando no tengo sexo con regularidad, encontrarme en una conexión aleatoria me marea un poco (en mi cabeza, por supuesto). Me di cuenta de que apreciaba más cada pequeño toque, mientras que, con mi novio, puede volverse un poco rutinario.