Mi novio me chupó los dedos de los pies en la cama y ahora es mi juego previo favorito

No soy ajeno a experimentación sexual , pero definitivamente me tomó por sorpresa cuando mi novio comenzó a chuparme los dedos de los pies una noche cuando estábamos en la cama. No hubo ninguna advertencia por ello y no era algo que hubiéramos discutido nunca. Sorprendentemente, se ha convertido en un favorito de los juegos previos y lo recomiendo totalmente.



Probar cosas nuevas en la cama evita que el sexo se vuelva aburrido.

Esto es bastante obvio y, sin embargo, todos somos culpables de meternos en una rutina sexual. Si sabe lo que le gusta y lo que le desagrada, ¿por qué meterse con la receta perfecta, verdad? ¡Equivocado! No importa cuanto me encanta la pizza , No quiero comerlo todas las noches (quiero decir, lo comería la mayoría de las noches, pero no cada noche). Mezclarlo mantiene nuestra vida sexual fresca y emocionante, lo cual es fundamental en una relación a largo plazo. Siempre volvemos a los viejos fieles si las cosas nuevas no funcionan, pero hacer que me chupen los dedos de los pies por completo sí lo hizo.

No lo hace sonido sexy pero créeme, lo es.

No importa cuán seductoramente preguntó mi novio, si hubiera vocalizado el deseo de chuparme los dedos de los pies, la respuesta definitivamente habría sido un rotundo '¡no!' ¡Probablemente por eso no preguntó! La idea de que alguien te chupe los dedos de los pies no suena tan atractiva o incluso algo que lograría placer, ¡pero resulta que es realmente genial! Realmente no entiendo por qué se siente tan bien, pero no lo necesito, solo sé que quiero que lo haga más a menudo.

Ignorar las partes no sexuales del cuerpo durante los juegos previos significa perderse algunas zonas erógenas inesperadas.

Sabemos dónde se encuentran los puntos dulces del cuerpo, pero se vuelven mucho más dulces si la acumulación es mayor. Después de todo, para eso están los juegos previos. El sexo sin juegos previos no es tan agradable para la mayoría de las mujeres. La mayoría de nosotros necesitamos que nuestros socios nos ayuden ponnos de humor, ya sea a través de besos en el cuello, un descarado mordisco en el trasero o, como me resulta a mí, ¡una buena chupada en los dedos de los pies!



Me hace sentir muy cerca de él.

Si un chico está dispuesto a chuparte los dedos de los pies, incluso después de haber estado asfixiado con calcetines todo el día, se siente muy atraído por ti (a menos que lo haga porque tiene una fetiche de pies , pero no vayamos allí). Me dice que ama cada parte de mí y que nada en mi cuerpo es repugnante, desagradable o fuera de límites. Me encanta eso! El simple hecho de saber esto es muy excitante y nos acerca más en todos los aspectos de nuestra relación.

Realza todos mis otros sentidos.

¡Definitivamente hay algo que decir sobre ser tocado en todas partes, excepto donde más lo anhelas! Cuando presta más atención a mis dedos de manos y pies que a las áreas más obvias, solo me hace lo quiero más . Cuando finalmente se pone a trabajar, se siente mucho más intenso y, en última instancia, conduce a orgasmos mejores y más duraderos.