No existe la persona adecuada en el momento equivocado

Cuando crees que finalmente has conocido al chico adecuado para ti, solo para terminar rompiendo, es fácil convencerte a ti mismo de que tal vez las cosas terminaron solo por un mal momento. Decirse esto puede parecer reconfortante, pero simplemente no es cierto. Nunca hay un mal momento para encontrar el amor; puede suceder en cualquier momento, y si él fuera realmente la persona adecuada, habrías manejado cualquier tormenta que se te presentara. Si no duró, significa que no estaban destinados a estar juntos. Este es el por qué:



No estabas listo para una relación.

A veces te apresuras a entablar una relación sin pensar si es lo que realmente quieres, y cuando se pone difícil, lo atribuyes a un mal momento, pero podría ser simplemente que él no era la persona adecuada para ti. No significa que eres el único responsable de la ruptura y no necesitas sentirte culpable por ello. No puede esperar hacerlo bien todo el tiempo.

A veces, el miedo domina.

Todos tenemos miedo de enamorarnos. Es una emoción normal que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. Cuando una relación comienza a ponerse seria, es fácil entrar en pánico y querer salir lo antes posible. No debe sentirse avergonzado por eso, pero debe reconocer el hecho de que a veces su miedo se apodera de usted. Tal vez primero necesites trabajar en ti mismo y lidiar con tus propias inseguridades. Eso no es malo.

Querías cosas diferentes.

Es difícil hacer que una relación funcione cuando son dos personas completamente diferentes con valores opuestos. Claro, puedes intentarlo, pero al final nada bueno saldrá de eso, excepto una lección de angustia. Al menos esto le permite seguir adelante y encontrar a alguien más adecuado para usted.



Tienes prioridades más altas en este momento.

Entre cumplir con los plazos de trabajo, organizar viajes y hacer planes, ¿dónde encaja un novio en esto? Naturalmente, usted culpa a su agitada vida por el fracaso de la relación, pero debe recordar que nunca hay un momento adecuado para que alguien entre en su vida. Por supuesto que habrá compromisos, pero si realmente los amara, no sería un problema. No es ninguna vergüenza admitir que en este momento prefieres concentrarte en otras cosas además del amor.

Hubo demasiados desafíos.

Todos experimentan diferentes desafíos en una relación, incluso las parejas más felices no están exentas de sus problemas. Se esperan discusiones, la tensión definitivamente aumentará y es más fácil alejarse que enfrentar los problemas de frente.