Por qué no es malo tener un alto nivel de mantenimiento

Tener un alto mantenimiento no significa necesariamente que tenga un gusto caro o una personalidad exigente. Lo que tu hacer querer es tener sus necesidades y deseos satisfechos. Tienes grandes expectativas de los hombres en tu vida, pero eso no es necesariamente algo malo. Si eres una mujer de alto mantenimiento, esta es la razón por la que no debes sentirte mal por ello:



Tú sabes lo que quieres.

Si bien otras mujeres pueden ser indecisas, usted sabe exactamente lo que quiere desde el principio. Si sientes algo por un hombre, las chispas vuelan desde el principio. Si bien es posible que tus amigos estén en el limbo de si o no, estás sentado bastante confiado en tus elecciones.

Sabes lo que te mereces.

No te quedarás al margen mientras un hombre te trata mal. Si la relación no es saludable o infeliz, encuentra una solución o lárgate. Cuando se trata de hombres, sabes de inmediato si vale la pena o no tu tiempo.

El respeto es fácil.

Mientras no seas exigente, es fácil respetar a una mujer que sabe lo que quiere y se merece. Se trata del respeto que te tienes a ti mismo, porque si no aceptas tus decisiones, nadie más lo hará.



Tienes confianza.

No solo tiene confianza en sí mismo, sino que también tiene confianza en su propia opinión y confía en su propio juicio. No vives para complacer a los demás. Tomas el control de tu propia felicidad. La incertidumbre te hace sentir incómodo, así que una vez que tomas una decisión, la mantienes.

Sabes comunicarte.

Si es un buen chico, querrá hacerte feliz. Está bien decirle a tu pareja exactamente lo que quieres. Incluso puede resultar útil. Los hombres no pueden leer tu mente y contigo ni siquiera tienen que intentarlo.