Por qué las mujeres que nunca están satisfechas son las mejores compañeras

Si bien nunca estar satisfecho a menudo se considera una mala calidad, eso no podría estar más lejos de la verdad. De hecho, las mujeres que siempre se esfuerzan por ser mejores en realidad son novias increíbles; he aquí por qué.



Nunca dejarán de esforzarse.

Las mujeres que nunca están satisfechas no se dejan sentir demasiado cómodas en una relación y nunca dan por sentado a sus parejas. Saben que para mantener las cosas saludables, felices y prósperas entre ustedes, necesitan esforzarse constantemente para mostrarle exactamente cuánto se preocupan por usted y la relación en su conjunto.

No se rendirán contigo fácilmente.

Saben y aceptan que los seres humanos no son perfectos, pero eso no les impedirá intentar acercarse lo más posible a él. Te mantendrán en estándares similares, aceptando tus defectos y rasgos negativos, pero siempre presionándote para que trabajes más duro y te esfuerces mejor. Cuando te quedas corto, no perderán la fe. En cambio, trabajarán a su lado para tratar de resolver el problema en cuestión.

Son ferozmente independientes y tienen una vida plena fuera de la relación.

Las mujeres que nunca están satisfechas nunca podrían contentarse con tener a sus parejas como el centro de sus mundos. Quieren y necesitan más que eso para ser felices, por lo que puedes estar seguro de que nunca se volverán demasiado pegajosos o necesitados, ni esperarán que pases el rato las 24 horas del día, los 7 días de la semana o que te den una mierda por querer deshacerte de la noche para ir. fuera con los chicos. Tienen vidas llenas e intensamente ocupadas y así es como les gusta. Le da a su relación espacio para respirar, de modo que cuando vuelvan a estar juntos, sea mucho mejor.



Siempre están trabajando para mejorar.

Creen en su propio potencial, lo que significa que trabajan constantemente para realizarlo. Es una tarea que probablemente no se completará en esta vida, pero en lugar de desanimarlas, en realidad inspira a estas mujeres. Nunca tendrás que preocuparte de estar saliendo con un holgazán o con un desempeño deficiente; estas mujeres nunca soñarían con conformarse.

Son ridículamente inteligentes, lo que los convierte en grandes conversadores.

Como nunca están satisfechos, siempre buscan conocimientos sobre todos los temas bajo el sol y los absorben como una esponja. Debido a esto, son mujeres modernas del Renacimiento que pueden mantener una conversación sobre casi cualquier tema. Es increíblemente refrescante.