Por qué su relación con usted mismo es la más importante que jamás haya tenido

Estar soltero no es lo peor del mundo. Si bien puede comenzar a preocuparse por estar solo para siempre o por el futuro dueño de 57 gatos, rodar solo es algo de lo que debe estar extremadamente orgulloso. Ya estás en una relación seria y, aunque no te des cuenta, es la más importante de todas.


Pasas tiempo haciendo las cosas que amas.

Si tuvieras un hombre en tu vida, también estarías compartiendo tu tiempo libre para satisfacer sus intereses. Eso no es algo malo, pero cuando solo eres tú quien dicta las formas en que vives tu vida, pasarás todo tu tiempo haciendo exactamente las cosas que quieres hacer. Es una gran sensación poder elegir cómo quieres pasar tus días aquí y ahora.

Tú te ocupas de tus necesidades.

Solo confía en usted mismo para suplir las cosas que necesita en la vida. La responsabilidad recae sobre ti; no hay respaldo ni alternativa, por lo que ha aprendido y dominado el arte de mantener la compostura y proporcionarse las necesidades básicas de la vida y algo más.

Tu haces tu propia felicidad.

Claro, nadie va más allá para poner una sonrisa en su rostro en este momento, pero mientras tanto, lo está haciendo usted mismo. Te estás tratando bien, mantienes una vida social saludable y eres dueño de tu estatus y encuentras razones para sonreír de todos modos, incluso si no tienes amor.

Te recompensas cuando te va bien.

Es agradable recibir gestos románticos sorpresa o pequeñas baratijas durante las vacaciones. También es bueno tener a alguien con quien celebrar rutinariamente los pequeños hitos de la vida. Hasta que esa persona finalmente se recupere, estás haciendo esas cosas por ti mismo. Te recompensas y brindas por tus logros en la vida, porque te lo mereces.


Toma decisiones en beneficio de su futuro.

Es posible que no esté mirando casas y cunas para bebés con el Sr. Perfecto, pero aún está tomando decisiones, y cada decisión que está tomando ahora y cada plan que pone en marcha es completamente para usted. Cuando estás soltero, no te estresas por incluir a otra persona en la ecuación. Algún día lo estarás, pero ahora mismo es bueno tener un rango libre para soñar ideas increíbles solo para ti.